análisis SWOT

Análisis SWOT: Entiende como hacerlo

La toma de decisiones nunca es fácil, especialmente si el resultado afecta el negocio directamente. Cuando hay un problema que necesitas resolver y exige un análisis más profundo, tienes que pensar en los pros y contras involucrados en tu decisión. Cuando uno se da cuenta de que los beneficios son mayores es más probable que tenga una conciencia más tranquila en la elección. Dentro de las empresas esto no es diferente, se usan herramientas para un análisis minucioso, para entender el impacto real que tendrá cada decisión estratégica. El análisis SWOT es uno de las más populares. Para conocer un poco más sobre esta herramienta, sigue leyendo nuestro post.

 

Lea también: Plan de marketing para tus cursos online

 

análisis SWOT

 

 

¿Cómo el Análisis SWOT funciona?

El análisis SWOT – también conocido como DOFA, en Español – es la sigla para análisis de Fortalezas (Strengths), Debilidades (Weakness), Oportunidades (Opportunities) y Amenazas (Threats). Ampliamente utilizado en marketing para planificar los próximos pasos de la empresa.

Con el análisis, es posible tener un diagnóstico completo de la empresa para decisiones de marketing que van desde explorar un nuevo nicho de mercado hasta lanzar un nuevo producto o servicio.

Haciendo el análisis

Para hacer el análisis, es ideal que todo el equipo de marketing participe. Eso hace que los participantes tengan una interacción y sentimiento de pertenencia. Para que el análisis SWOT se haga de manera eficiente, es necesario recordar que los cuadrantes están divididos en dos grandes grupos:

 

  • Factores internos – incluye las fortalezas y debilidades;
  • Factores externos – involucra las oportunidades y amenazas;


Factores internos

Para examinar los factores internos, es fundamental mirar hacia dentro de la empresa. Por lo tanto, es importante analizar los factores clave para el éxito del negocio, así como procesos que no están funcionando tan bien como deberían.

Cada tipo de negocio tiene sus fortalezas y debilidades. Por ejemplo, para un restaurante fast-food la velocidad y el precio son puntos clave para ganar el mercado.

Por esa razón, analiza los factores más importantes para tu empresa;

 

  • Ubicación;
  • Tiempo en el mercado;
  • Gestión;
  • Marketing;
  • Recursos Humanos;
  • Equipos;
  • Capital humano;
  • Entre otros.

 

Factores externos

Después de mirar hacia dentro de la empresa, es esencial mirar hacia afuera. Los factores externos son todos los que no dependen de acciones de la empresa para que pase una transformación. Para que entiendas mejor, los factores externos en el análisis SWOT se dividen en dos categorías:

 

  • Microentorno – es el sector en el que actúa la empresa. Dentro de esa categoría está, por ejemplo, los clientes, proveedores, competidores, entre otros. Se hace necesario analizar cada punto para entender si representan una oportunidad o una amenaza;
  • Macroentorno – están relacionados con los índices económicos, sociales y culturales. Es importante analizar el escenario político legal, económico, demográfico, tecnológico, socio-cultural y natural.

 

Tras hacer el análisis y haber llenado todo el cuadrante, es posible hacer una observación más detallada. El principal objetivo del análisis SWOT es maximizar los puntos positivos de la empresa y minimizar los negativos.

El análisis por sí mismo no vale mucho, más allá de ofrecer los conocimientos sobre la empresa. Es necesario, después de que la matriz esté lista, transformar los puntos planteados en las estrategias.

Encontrar las debilidades de una empresa o equipo a veces no es una tarea fácil o placentera, pero sin duda el resultado de una planificación bien estructurada hará toda la diferencia.

 

Implementación

Implementación Eadbox

Categorias