Comportamiento Organizacional

Comportamiento Organizacional: entiende qué es y la importancia en tu equipo

Diversos hechos son responsables por la forma en que cada colaborador analiza su rutina de trabajo. Uno de ellos, y que impacta directamente en los resultados de la empresa, es el comportamiento organizacional.

Puede ser que tener un colaborador que tenga una visión distorsionada de su rutina de trabajo no parezca un gran problema. Pero esta conducta a largo plazo puede ser extremadamente perjudicial para el equipo. Este tipo de comportamiento es como una bola de nieve, comienza de a poco y si no es revertido desde el principio se vuelve casi incontrolable.

¿Qué es el comportamiento organizacional?

Comportamiento organizacional es el nombre que se da a la forma en que los colaboradores se portan en el día a día en el ambiente de trabajo. Esta conducta está conectada a la cultura organizacional y tiene consecuencias directas en el clima organizacional.

Por ejemplo, un colaborador que tiene una visión negativa del trabajo y que siempre está hablando mal de alguna cosa o alguien desencadena un malestar generalizado. Además de contaminar todo el ambiente de trabajo, obstaculiza la productividad individual y colectiva, llevando la innovación y la creatividad a niveles cada vez más bajos.

El comportamiento organizacional debe ser visto como parte fundamental de la cultura organizacional, ya que es base de las directrices de la empresa y de cómo los colaboradores se están viendo y considerando la empresa como un todo. Por lo tanto, al crear esa cultura, es necesario pensar en lo que se pretende pasar a los colaboradores. Además, debe estar directamente vinculada con los valores de la empresa.

Para que esto suceda de forma natural, es necesario entender y reevaluar puntos del comportamiento organizacional.

Comportamiento organizacional como herramienta de cambio

El comportamiento de los colaboradores puede ser una herramienta esencial para la cultura organizacional. Y es fundamental cambiarlo para que haya una cultura asertiva y efectiva. Por eso, presta atención a algunos puntos:

1 – Motivación

Siempre escuchamos la máxima de que la creatividad no se aprende, pero es una característica que viene de dentro hacia fuera. Sin embargo, el contexto al que la persona está vinculada hace toda la diferencia, facilitando o no la innovación y creatividad dentro de la empresa.

El colaborador necesita sentirse motivado dentro del ambiente de trabajo para que tenga soporte suficiente para sentirse seguro y respaldado para proponer innovaciones.

2 – Liderazgo

El colaborador es reflejo de su líder. Así que es función primordial de un líder entender y saber conducir a sus colaboradores para el rumbo correcto.

Tener excelentes profesionales no siempre es suficiente, es necesario que el líder sepa conducir y administrar un equipo de forma efectiva. Además de guiar, es él quien va a inspirar a otros colaboradores.

3 – Rendimiento

Este último tema es consecuencia de la motivación y el liderazgo. Con las herramientas para desarrollar el trabajo y con un clima organizacional sano, resulta mucho más fácil que el rendimiento de cada colaborador sea el esperado por la empresa. Para que el comportamiento organizacional funcione de forma efectiva es necesario un equilibrio en estos tres puntos.

Si tu empresa quiere tener resultados cada vez mejores es necesario invertir en los colaboradores. Cualquier acto que genere inseguridad o desmotivación puede llegar a un gran número de personas y desalentar todo el trabajo hecho inicialmente.

Ahora que ya sabes qué es y cómo poner en práctica, comienza a observar el comportamiento organizacional de tus colaboradores para que estén siempre alineados con la visión y valores de tu empresa.

 

CTA TRIAL

videoclases

Categorias