Uno de los grandes cambios que el internet es la posibilidad de reunir, en el ambiente virtual, grupos de personas con los mismos intereses. Ya sea para conversar sobre asuntos como hobbies, o cuestiones de salud, Internet ofrece muchas herramientas para unir a esas personas.

Tratándose de cuestiones corporativas, las comunidades online son una herramienta de gran impacto. Pero ¿sabes lo que es una comunidad en línea? Si la respuesta es no, entonces lee este post y comprueba cómo pueden ser poderosas aliadas para tus negocios.

¿Qué es una comunidad en línea?

Como su propio nombre lo sugiere, una comunidad en línea es un sitio web donde se reúnen personas con intereses similares. Puede ser construida vía páginas de Facebook, foros, grupos de e-mail, entre otros canales. El objetivo es fortalecer el lazo, el intercambio de ideas y experiencias entre esas personas. Además, al conocer cómo funciona una comunidad en línea, la empresa puede invertir en acciones dirigidas al público y hasta a sus propios colaboradores.

De esa manera, es posible mantenerlos interesados ​​con informaciones actualizadas sobre cuestiones que involucran a la empresa. Además, se estimula el diálogo, la retroalimentación y el fortalecimiento de la relación entre ambas partes. También, ayuda a construir una mejor imagen, credibilidad, integridad y autoridad frente al público.

En este escenario, una empresa que sabe lo que es una comunidad en línea y utiliza estas funcionalidades se destaca en el mercado. Sin embargo, si aún no sabes por dónde empezar y todavía tienes dudas sobre los beneficios que estos grupos virtuales traen a tu empresa, echa un vistazo a nuestros consejos para crear una estrategia.

– Ve también: Conoce las estrategias de marketing para cursos online y aumenta tus ventas

¿Cómo crear una comunidad en línea?

1. Planificar

Al igual que cualquier otra estrategia de marketing, es importante saber qué es una comunidad en línea y cómo planearla. Para ello, una sugerencia importante es contar con personas que estén dispuestas a buscar y encontrar las mejores herramientas y plataformas para la comunidad virtual.

¿Crearás un grupo en Facebook para compartir novedades con tus seguidores? ¿Vas a crear foros en el sistema interno de la empresa para fortalecer la relación con los colaboradores? ¿Cuál será el tipo de contenido compartido y / o divulgado en esos canales? ¿Quién administrará y mediará las comunidades?

Estos son puntos esenciales que deben tenerse en cuenta a la hora de iniciar la implementación de tu comunidad en línea.

2. Elegir el público adecuado

Para que tu comunidad en línea funcione como lo planeado, es necesario que ella cuente con las personas correctas. Así pues, es importante elegir al público que realmente se interesa por tu marca y las acciones que ella tiene que ofrecer.

Como se dijo anteriormente, las comunidades en línea son un lugar en el que se reúnen personas con intereses en común, que están dispuestas a interactuar y involucrarse con otros que también poseen esos intereses. Por lo tanto, de nada sirve que tu marca construya una comunidad en línea si no tiene el público objetivo correcto.

Para los colaboradores, formar parte de la comunidad online de la empresa puede significar estar dentro de acciones empresariales relevantes, involucrarse con las causas de la institución, sugerir nuevas ideas y soluciones, entre otros.

Para los clientes, proveedores, inversores y demás partes del público, participar en tu comunidad en línea significa fortalecer el vínculo con la empresa, la participación en eventos exclusivos, sugerencias, feedbacks, entre otros.

3. No controlar todas las acciones

Es importante monitorear, administrar y estar siempre al pendiente de lo que se habla en tu comunidad virtual. Pero eso no significa controlar todo lo que se dice. La comunidad debe ser entendida como un espacio para que los usuarios puedan expresarse. Recuerda que la manera más rápida de destruir una comunidad es desalentar las discusiones. Por lo tanto, evite esta acción.

No borres las entradas, a no ser en casos extremos, como ofensas o discursos que incitan el odio y la violencia. Actúa como un mediador, estimulando e incentivando el intercambio de ideas, opiniones y experiencias.

Para que la comunidad virtual funcione como un buen instrumento de marketing, debes recordar que es, ante todo, un lugar para la retroalimentación y la relación. Entonces mantén esto en mente y deja que los diálogos ocurran de manera natural.

4. Aprovecha la experiencia

Estar en contacto con personas interesadas por tu marca, productos y servicios es una oportunidad que no debes desaprovechar. Considera que las personas que están allí, son tus aliadas y desean lo mejor para el éxito de tu negocio.

5. Invierte en una buena herramienta

Para que la comunidad online funciones, debes tener una buena herramienta que cuente con una plataforma, soporte y / o software de acuerdo a tus necesidades.

Al hacer esta inversión, apuesta por una herramientas actualizada y fácil de usar. Su objetivo es atraer a los participantes y no crear barreras entre ellos. La plataforma elegida debe garantizar esto.

– Ve también: Consejos para comparar Presupuesto de Plataformas EAD

6. Mira los resultados

Los resultados del buen funcionamiento de una comunidad en línea no son tan fácilmente medibles. Esto porque no es una acción de métricas y datos certeros. Sin embargo, es posible percibir si hay una mayor interacción entre los participantes, si el compromiso es alto, si el número de interesados ​​ha aumentado con el paso del tiempo, entre otros.

¡Ahora que sabes más sobre lo que es una comunidad online y las ventajas de invertir en esta estrategia para potenciar la relación de tu empresa con el público y los colaboradores! ¿Tu empresa ya ofrece una buena comunidad en línea? ¡Deja tu comentario!

demostración


Categorias